Taller de barrancos: Basender

Lecina (Huesca)
22 de Abril de 2017

Habíamos decidido dedicar una jornada a practicar distintas técnicas y maniobras específicas de la progresión por barrancos, y aprovechando el buen tiempo, preferimos practicar en el monte en lugar de en rocódromo.

El Barranco elegido fue Básender bonito y ya tradicional barranco escuela. Nos juntamos siete participantes de ECZ.

Aproximación

Vertaco

Yo todavía no me había acercado a la zona tras el incendio del verano pasado. Varios meses después el paisaje sigue siendo desolador y produce una gran tristeza.

Fuimos los primeros en llegar al aparcamiento del Vero. El fuego también se llevó las mesas y bancos  L , pero poco a poco fueron apareciendo bastantes más grupos, entre familias y empresas.

Cogemos todos los bártulos y comenzamos la aproximación a eso de las 11:00 de la mañana.

 

Rapel Guiado

Clásico

 

Ya en el primer resalte equipado con doble anclaje (Basender fue reinstalado hace poco más de dos años, existiendo ahora anclajes químicos, algunos de los rápeles, hasta con doble cabecera.) nos entretuvimos mucho en practicar todos los siguientes aspectos:

1 – Autoasegurarnos al llegar a la instalación
2 – Instalación de rápel ajustado desembragable.
3 – Montaje y liberación de descensor  en método cásico, con reenvío, rápido, vertaco y doble.
4 – Bloqueo de descensor
5 – Descenso de compañero con sistema desembragable.

 

 

Bloqueo de "ocho"

El primer rápel de 10 metros termina en una sala con un gran bloque de piedra en el que seguramente otros compañeros de prácticas dejaron tres tacos de spit y el espárrago de un parabolt. El parabolt está demasiado hundido e inutilizable, y de los tres tacos, hubo dos que me gustaron más, así que los usamos para prepara una instalación desde la que tensar un guiado. En este segundo rapel practicamos:

1 – Instalación de rapel guiado con punto seguro
2 – descenso por rapel guiado.

En el segundo rápel practicamos el remonte por cuerda doble. Somos espeleólogos, por cuerda simple ya sabemos, ji ji ji.
En la cabecera del tercer rápel vemos a nuestra derecha la instalación del pasamanos que nos conduciría a la Gran Sala tras un rapel de 20 metros. Ese lo dejamos para el siguiente taller.

El cuarto rapel se precede de un pasamanos de tres metros. Sólo hay un punto de anclaje al comienzo de este pasamanos. Aquí practicamos:

1 – Instalación de pasamanos recuperable sin puntos intermedios
2 – Progresión por pasamanos recuperable

 

Pasamanos

Último rapel

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bonito

En el quinto rapel ya vamos todos considerablemente más sueltos montando el rápel, montando el descensor, rapelando con ocho… tras el cual encontramos un resalte-pulidotobogán con instalación. Algunos practican la progresión sin cuerda y otros con cuerda.

Penúltimo rapel de tres metros. Practicamos el descenso con nudo dinámico y su bloqueo.
Último rapel. Instalamos tanto en la derecha como en la izquierda y practicamos las poses para la foto de “bajan dos a la vez”.

Ahora toca volver al coche. Aquél día, el Vero en Barbastro llevaba un caudal de 0,65m3/s (Chicos, ¿os acordáis de cuando llevaba 4m3/s saliendo de Chimiachas? ¡Qué risas!, por no llorar) y el agua está fría, lo cruzamos tres veces y subimos por la vertiente derecha hasta alcanzar el camino de aproximación, ya remontaremos en el próximo taller.

Llegamos a los coches algo antes de las cinco de la tarde, sopla suave brisa que agradecemos.
Es el momento de recuperar fuerzas y de brindar con cerveza.

 

Retorno

 

 

Contacta con nosotros

Texto: Beti

Fotografías: Jesús Mª