Sima Otxabide

Orozco (Vizcaya)
7 de Octubre de 2017

Jugando con el traductor de google, en el empeño de buscar un significado al porque de las cosas, descubro que al separar OTXA BIDE, traduce en la casilla del castellano: encontrar caminos.

Quizás sea una señal de la diosa Mairu, a la cual hicimos ya una visita en marzo  de este año, en su preciosa morada de Mairuelegorreta, que nos dice que vamos por el buen camino, pero debemos de  seguir buscando.

Para la visita de las cavidades en el país vasco hay que pedir el correspondiente permiso a través de   Natura Ondarearen Zerbitzua/Servicio de Patrimonio Natural - Email: naturaleza@araba.eus   , suelen ser rápidos en reenviarlo (4 a 5 días) y tan solo hay que poner la  fecha,  número de componentes y un responsable con su tfno. y DNI, así da gusto.

Nos juntamos para esta salida 8 miembros del club, todos con ganas de conocer esta mítica sima del Gorbea, situada en las faldas de Itxina. Salimos el viernes día 6 en dos coches a distintas horas hacia Ochandiano. Repetimos alojamiento, por lo bien que estuvimos la vez anterior y lo amablemente que nos trato su propietaria. (Ospital kale kalea 40, 48210 Ochandiano).

Acercándonos a la boca

Ojo Itxina

La idea era madrugar el sábado pero la inexcusable celebración del cumpleaños de un compañero hizo replantearnos la hora de salir del sobre.  Al final, partimos a las 10:00 de Otxandio hacia la localidad de Areatxa  y  allí en el mismo pueblo tomamos el desvío hacia Pagomakurre (9 km de pista). A las 11:00 estábamos buscando sitio donde aparcar. Media hora más tarde comenzábamos a caminar sobre la senda que atraviesa el bosque en dirección al collado de Atxulaur,  el día estaba despejado y los colores del otoño ya se dejaban ver en el monte.

Tras una media hora de andar por un sendero embarrado por los efectos de la intensa humedad de esta zona, llegamos a una valla de ganado que seguimos unos 40 metros , en frente tenemos las paredes del Itxina, la boca de la sima hay que ir a buscarla hacia el extremo norte, por trazas de sendero poco marcado, divisamos la boca cuando estamos cerca.

P-45

 

 

 

 

 

 

 

Cabecera P-45

Agudizamos la vista para encontrar la cuerda instalada que nos permitirá subir, esta no es fácil de ver, como pista se halla en una canal estrecha con unos arbustos medianos en la base. Hasta llegar a ella, hay un tramo corto cubierto de hierba y algo de roca, que al estar húmedo resbala bastante. A la salida pondremos una cuerda para bajar con mayor seguridad.

Entramos en la característica boca de la sima a las 12:30, la vista es espectacular desde aquí, por dentro esta tapizada de musgo y hierbas convirtiéndola en una de las entradas más bonitas que hemos visto.

Llegar a los pozos no tiene perdida, al poco de entrar un paso estrecho sin problemas, y una cuerda fija que sube una rampa a la izquierda de unos 9 metros, una vez arriba se encuentra la cabecera del primer P-45.

 

 

 

 

 

 

 

Cabecera P-70

Como hemos tomado ya por costumbre, previamente habíamos repartido  la tarea de instalación y desinstalación de la cavidad, tratando así de que todo el mundo colabore y aprenda. Alex y Víctor se encargan de instalar el primer P-45. Este pozo de carácter  aéreo, consta de una cabecera equipada con químicos, reasegurada a un natural, a unos dos metros otro químico y unos 5 metros por debajo un spit (el cual tuvimos que limpiar).

En la primera tirada un desviador a la espalda y unos 5 metros después una cabecera doble, después de esta el ultimo fraccionamiento que nos deja después de un volado de 20 metros en la repisa anterior al pozo de 70.

El P-70 lo instala Rafa y Emilio, asomarse a él impresiona, es muy abierto al principio y su oscuridad infinita te hacen sentir sus dimensiones.

Comienza con un pasamanos de cinco puntos, la vertical se fracciona en 6 puntos más un desviador, todo ello con químicos. En la base de los pozos estamos en unas tres horas.

 

 

Galería Principal

Una vez en la base del pozo, tras un destrepe en un gran caos de rocas, nos dirigimos al paso piscarciano con la intención de llegar al sifón que es la cota más baja, recorremos la gran galería principal cómodamente, de aspecto meandriforme  y dimensiones generosas, la van salpicando de vez en cuando formaciones curiosas, pasamos al lado de la Galería del Campamento y nos dirigimos hacia la Galería del Río, son la 17:00 cuando llegamos al sifón, intentamos remontar un poco el rio, pero a menos de 100 metros vemos que el agua cubre por la cintura y decidimos volver.

Regresamos con intención de ir a la galería del pulpo, la mitad del grupo decide ir saliendo hacia los pozos y la otra mitad nos quedamos para aprovechar algo mas la visita..

Galería del Río

Colada después del túnel

Al llegar a la conexión con  la Galeria del Pulpo, decidimos subir por una galería ascendente, por rampas resbaladizas con fuerte pendiente, uno de los resaltes equipado con una cuerda como ayuda, que alternan con tramos cortos llanos. Después de unas cuantas rampas llegamos a una corta galería cuyo techo pierde altura hasta obligarte a reptary se convierte en un túnel estrecho que tras  35 metros, a la salida de este túnel, nos encontramos un muñecaco hecho de barro, es el guardián de los mineros. Acabamos de atravesar el túnel que cavaron a pico y pala compañeros del GAES, para lograr la conexión entre Otxabide con Iruagiñeta´ko Leizea‏ ( ITX-147).

http://espeleo-gaes.blogspot.com.es/2016/01/23012016-conexion-otxabide-con.html
Damos con una sala que  luego se abre de techo alto, en frente tenemos otra rampa formada por un caos de bloques. Al subirla vemos una colada blanca espectacular al lado de un desfondamiento y por debajo de ella sigue un pequeño pozo. Son las 20:00 y decidimos regresar hacia la salida, la vuelta hacia el P70 es rápida, nos repartimos las tareas de desinstalación entre los cuatro. Estamos en la cabecera del P45 a las 22:30.

Antes del túnel de conexión

 

 

 

 

 

 

 

Saliendo de Otxabide

 

La vista desde la boca es impagable, miles de luces urbanas salpican el horizonte. Después de la cuerda fija,  bajamos el destrepe apoyados por una cuerda que los compañeros dejaron montada en una roca como natural, el cielo esta raso y la luna, casi llena, nos ayuda a buscar la senda, son las 23:30, estamos en el parking donde el resto del grupo nos espera hace dos horas, vamos EQUIPO.

 

Contacta con nosotros

 

Texto: ECZ

Fotografías: Jesús, Victor, Javier